lunes, 20 de noviembre de 2017

Fin de semana en Wales, Manchester y Liverpool


Bien, un fin de semana en Manchester, mi primer y único en Manchester, he de decir que el sábado, junto con Valerie y George, visitamos en la mañana el Museo de la Ciencia, en el que había una exposición temporal sobre robótica, muy interesante, desde sus orígenes hasta la actualidad, así como maquinarias textiles que funcionaban con vapor y que fueron la revolución industrial en Manchester.
Tras comer en un restaurante llamado Nando’s, con el mismo nombre del que hay en Almendralejo, pero aquí es una franquicia, puedes encontrar muchos por la ciudad y todos sirven estupendos menús.
Tras el lunch, nos dirigimos a visitar The Lowry, que es un complejo de teatro con tres salones o escenarios de diferentes tamaños y galería de arte situado en la ciudad de Salford en el Gran Manchester, como se denominan varias zonas que rodean Mánchester. Pues este nombre viene por un pintor Laurence Stephen “L.S.” Lowrry, muy famoso, de principios del siglo XX, reconocido por pintar paisajes y escenas de la vida en los distritos industriales del Noroeste de Inglaterra.

Al terminar la visita a la garlaría de arte de Lowrry, cruzando el Río Mersey y dejando a un lado las zonas comerciales y edificios de los canales de televisión inglesa BBC y itv, visitamos el Museo de la guerra, donde se pueden observar indumentarias, objetos y escenas de la Primera y Segunda Guerra Mundial y de como el pueblo Británico acogió a miles de refugiados tras otras guerras en el mundo, impresionantes experiencias contadas por las mismas personas que han sufrido el exilio.

El domingo fue un plan diferente, una excursión organizada para todos los centros, en Manchester, donde cientos de estudiantes del todo el mundo vienen a Inglaterra aprender y mejorar su Inglés. Había gente de muchas nacionalidades, en el autobús el guía de la agencia SmileAdventure dinamizó todo el viaje, hasta el final. El viaje consistía en visitar otro país llamado Wales (Gales) del Reino Unido, donde hay tres veces mas ovejas que personas. Su bandera está representada por un dragón en rojo, que tiene su procedencia de la época del Imperio Romano.
Visitamos la ciudad costera de Llandudno, famosa por sus edificaciones Victoriana, donde muchos turistas ingleses suelen a veranear, tiene un gran paseo marítimo terminado en una gran edificación, que penetra en el mar a modo de pasarela conocido con el nombre de Llandudno Pier donde encontrar, atracciones, restaurantes cafeterías, zona de ocio, muy turístico todo.

Siguiente parada, Conwy, una ciudad amurallada y donde se enorme castillo mejor conservado de Gales, es una fortificación de la época medieval, fue construido por el rey de Inglaterra Eduardo I, donde se gastaron por aquél entonces más de 15.000 libras esterlinas, lo que suponía un tercio de toda los impuestos del reinado. Coincidimos con una media maratón que congregó sobre unos 350 corredores de todas las edades, el pueblo estaba muy animado y colorido por el evento
Terminamos el viaje visitando un reserva natural Snowdonia National Park, donde se encuentra la montaña mas alta de Inglaterra y de Gales con un lago y con estas espléndidas vistas de montañas y paisajes, hicimos una mini -ruta por el entorno.

Lo mejor de todo, fue compartir el viaje con unos 50 estudiantes de muchas partes del mundo, yo conocí en el viaje, por el asiento que me tocó, a un chico de Burdur, Turquía con el que estuve charlando y me que contaba, dedicarse a temas de construcción con su padre y que quería obtener una acreditación en inglés porque así conseguiría un mejor trabajo en su país, quería dedicarse a la banca en uno de los bancos mas famosos de Turquía.
También en la visita a Conway, conocí a dos estupendas chicas, una era de Alemania, Elena y había estudiado Matemáticas y Español. Quería ser profesora de estas materias en su país por lo que para aprender nuestro idioma, había echo un Erasmus de año y medio en Madrid (La Complutense) y Canarias (La Laguna), hablaba un correcto Español con acento Alemán así como en inglés que era nuestro lenguaje de comunicarnos, porque iba acompañada de la delicada Ana de Hungría, que había estudiado Lenguas y quería aprender también Chino. Tomamos un té en un local muy cuco en el centro de Conway.

Hoy lunes, tras las clases, me decidí visitar Líverpool, que está a una hora de distancia en autobús desde Manchester, partiendo desde Picadilly, muy próxima está la estación de autobuses National Expres, y tras pelearme con la expendedora de tickets pude conseguir uno llamado RETURN, por el precio módico de 9 libras, y es que la máquina no aceptaba billetes de 10, así que descubrí que solo requería la cantidad exacta, un billete de 5 y cuatro monedas. Durante el viaje, conocí a Clare una encantadora anciana que se dirigía a Liverpool a casa de su hija. Yo le pregunté si me recomendaba qué sitios visitar en Líverpool y amablemente me sugirió alguno, y siguió contándome que su marido falleció de cáncer, que su suegra era un poco (nasty) desagradable y que su hija se había divorciado y es que una hora de viaje da para mucho. Me estoy dando cuenta que estoy mejorando mi listening a pasos agigantados. La estación de autobuses en Liverpool One está situada en el mismo centro. Con el escaso tiempo que tenía, mi objetivo era visitar el Museo de la historia de los Beatles y mediante una audio-guia (in English of course) hice un recorrido por la vida de ese grupo mundialmente reconocido. Hay una serie de estatuas de ellos por toda la ciudad. Tras probar el famoso Fish & Chips que es una pescada blanca (Fish) rebozada en harina y frita a gran temperatura en aceite, con unas patatas anchas también fritas (Chips), con una salsa verde que son guisantes cocidos y garbanzos o eso es lo que yo apreciaba.

Ya os pondré una selección de fotos de las diferentes actividades. Si es que se quiere hacer muchas cosas y el tiempo se acaba.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

MI MOVILIDAD ESTÁ LLEGANDO A SU FIN

Últimos días de curso dedicados a preparar la presentación del Portfolio. Y la parte más importante la "Diseminación", ahora toca...