miércoles, 31 de enero de 2018

FIN DE SEMANA EN ISLANDIA


27 y 28 -Enero-2018



El viernes tarde y el sábado fueron un poco tristes.
Acostumbro a pasar esos días rodeada de familia y amigos, y aprovechamos para salir, celebrar juntos la vida, y reírnos todo lo posible. He echado mucho de menos vuestra compañía.
Aquí he estado sola todo el tiempo. Vuelta por el centro de Reykjavik, a la búsqueda de los típicos jerseys islandeses: lopapeysa.
Café. Y después piscina.

                  

Para el domingo he contratado una excursión a la península de Snaefellsnes al norte de la capital.
Un día precioso, con hermosos paisajes, focas en playas negras volcánicas, nieve, cascadas, la visita a una cueva de lava, acantilados basálticos, etc.
Os dejo unas fotos.

















Así es la carretera todo el camino. Parece la Antártida.



Cueva de lava, donde Julio Verne en su libro "Viaje al centro de la tierra", ubicó la entrada que llevaba directo al volcán Stromboli, en Italia.
Muy, muy interesante.
 Para acceder te prestan casco y linterna. El guía además nos cantó una canción islandesa en completa oscuridad. Casi místico.







Había seis o siete focas en esa playa de piedra volcánica. Dijeron que era una suerte, porque no suelen verse en estas fechas. La luz era muy tenue, de ahí la mala calidad de la foto.















lunes, 29 de enero de 2018

DE CLASE EN CLASE.



DE CLASE EN CLASE.

El viernes y el lunes han sido muy parecidos. He estado en varias clases: varios niveles de español, matemáticas, islandés para extranjeros, gimnasia, inglés, etc.

Mañana martes he quedado con la otra profesora de español, Carmen, y con Finnbogi, el profesor de masaje, yoga y terapias alternativas.

Además por la tarde Helmut me acompañará a visitar una escuela de canto.

 Aquí los alumnos de español avanzado de Sigrún.




En la sala de profesores.




 Un cartel que anima a no utilizar PAJITAS, o a reciclarlas en sitios especiales para evitar daños, como la muerte por asfixia de animales marinos, además de otros perjuicios que ya conocemos.




La sala de masajes. Mañana estaré allí mientras se desarrolla la clase.



Gimnasio pequeño. Dos sesiones obligatorias semanales.
Hay un gimnasio mayor, donde practicar deportes de equipo, siempre en interior, por el frío.





Con Sigrún y Herdis, de español e inglés respectivamente.





Y, para finalizar la jornada, tanto el viernes como hoy, baño termal.
Termino esta entrada y salgo para allá.

¡¡Gracias a todos los profesores que tan amablemente han compartido su saber hacer conmigo!!

EN BUSCA DE LAS AURORAS BOREALES


JUEVES 25 ENERO 2018

Hoy toca excursión al Círculo Dorado. Toda la carretera deja imágenes como estas:



Estos son los caballos islandeses, más pequeños que los españoles, pero muy resistentes al frío. De hecho, pasan todos los inviernos en el exterior.






El Parque Nacional Thingvellir o Þingvellir (del islandés Þing, «asamblea», y vellir, «explanada») es el “símbolo de la conciencia islandesa”, porque en el año 930, el Alþingi, una de las instituciones parlamentarias más antiguas del mundo, fue fundada aquí. El Alþingi se reunía anualmente, recitaba la ley a todos los congregados y resolvía las disputas. Los criminales también eran castigados en estas asambleas.

 Se encuentra en un valle provocado por una ruptura entre las placas tectónicas norteamericana y euroasiática.

El lago Thingvellir contiene especies de peces que no se encuentra en ninguna otra parte del mundo.





Aquí se aprecia perfectamente una de las grietas de división entre ambas placas tectónicas.



Siguiente parada, Cascadas Doradas o Gullfoss.  Aunque el sol no ayudaba en la foto.
Tengo que decir, que me olvidé la cámara en Almendralejo, y todas las fotos que aparecen en mis entradas están hechas con el móvil.



Y por último, visité el valle geotermal de Haukadalur, donde se pueden encontrar diversas fumarolas y géiseres.
De hecho, la palabra géiser proviene de Geysir, que era el más antiguo y más grande del planeta, llegando a alcanzar los 122 metros de altura.
Lamentablemente, a principios del 2000 dejó de expulsar agua, dicen que debido a todas las cosas que se han echado dentro a lo largo de la historia.


Este  es el Strokkur, otro géiser que arroja aguas cada cinco minutos y que pueden llegar a los veinte metros de altura.



Después de la excursión, Helmut me había invitado a cenar en su casa en el campo: "si aparecen las Auroras Boreales, no hay mejor sitio para verlas".

Pero primero, visita a las piscinas termales con ellos y unos amigos alemanes que les visitaban.
No puedo mostrar fotos de las piscinas porque está prohibido hacer fotos dentro.

Y de allí, directos a la cabaña. Brindamos con vino extremeño, que lamentablemente no llevé yo.



La cena fue excelente.  Para empezar: hrútspungur. Un plato a base de testículos de carnero macerados.

Y luego, ensalada, cuscus y unos solomillos de cordero ásados para chuparse los dedos!!

De postre, tarta de Skyr (el yogurth típico de Islandia) al caramelo.
Creo que será la mejor comida que tome en en este viaje.


Aunque las Auroras Boreales se nos resistieron, fue una noche inolvidable. ¡¡Muchas gracias a mis excelentes anfitriones, Jóhanna y Helmut!!


viernes, 26 de enero de 2018

FOTOS Y EXPERIENCIAS EN EL INSTITUTO ARMULA Y REYKJAVIK


No he tenido tiempo de publicar los dos últimos días. Siempre que viajo a un país diferente trato de sacarle el máximo a toda la experiencia, y eso no me deja demasiado tiempo libre.

Pero, como lo tengo reciente, os lo contaré intentando no resultar demasiado pesada.

Miércoles 24 Enero 2018.

Fuí  a conocer a la persona que me había aceptado como profesora de observación en su instituto, Helmut.
Me quedé súper sorprendida y encantadísima con él. Es un hombre de 65 años, aunque aparenta muchos menos. Vital, extrovertido, amable, deportista...
Le dí un libro, un llavero y unos pins del instituto. Las restricciones de peso de mi equipaje me impidieron llevarle vinos, cavas y licores, como teníamos previsto. Pero seguro que encontraremos la manera de enviarles algo por correo.

Me ofreció un café, y accedí encantada, porque aquí, por menos de 5€ no puedes tomártelo, y eso en el sitio más cutre.

Helmut (a la derecha), responsable de relaciones internacionales, con Sæþór ( de Geografía y Matemáticas!!) en la sala de relax del profesorado.



Allí comen, beben café, chocolates, café...gratis.
No tienen cafetería como la nuestra, pero una persona se encarga de tener allí tentempiés que los profesores pagan a fin de mes.
Como era miércoles, y es el Día de la Fruta, teníamos todo eso para vitaminarnos.

Y digo teníaMOS, porque desde el primer momento me tratan como una profesora más, con acceso a todo: vestidor, wifi, cafés, etc



 Además de esa sala de profesores, tienen otras dos para que los profesores trabajen, cada uno con su mesa asignada. No tienen departamentos físicos.

Después Helmut me llevó a conocer el instituto. Unos 1000 alumnos presenciales y casi doble en enseñanza a distancia. Es el más grande de Islandia.

Fotos del Ciclo de enfermería.





Aula de español. Tienen que estudiar obligatoriamente Danés e Inglés, y elegir un tercer idioma. El español es el más demandado, aunque también ofertan francés y alemán.


Como hace tanto frío, salir durante el recreo al exterior es un poco arduo. Aquí es donde están en sus ratos libres.

El uso de móvil y ordenadores, incluso en redes sociales, está generalizado. Algunos incluso llevan cascos mientras el profesor imparte sus clases.
Aún con estas libertades, creo que los educan en la responsabilidad de que SUS actos de ahora, CONDICIONARÁN su  futuro después.




Esta habitación me sorprendió. Se encuentra en la biblioteca y cada puesto tiene su enchufe para que los alumnos carguen sus aparatos electrónicos. La wifi es libre para profesores y alumnos.
Esas lámparas que se ven son emisores de luz similar a la solar para cargarse de vitamina D. La ausencia de esta vitamina provoca depresión, y aquí sólo hay cuatro horas de luz.


Durante muchos años seguidos, el Instituto Armula, ha conseguido la bandera verde de sostenibilidad. Tema en el que nos encontramos ahora muy implicados. Sus alumnos están superconcienciados, reciclan con naturalidad y tratan de no despilfarrar recursos.
Trabajan también sobre el desperdicio de comida.



Todos los días ofrecen a sus alumnos y profesores un desayuno saludable gratuitamente: gachas de avena o porridge.



Me llamó muchísimo la atención ver a alumnos en los sofas durante horas. Por lo que me cuentan, son casos muy especiales.



Después compre la comida en la cantina, muy asequible, y junto con otros profesores comí disfrutando de su compañía y sus experiencias.

Una profesora de español, Sigrún Magnusdottir, me llevó al centro de Reykjavik y allí volví a pasear, esta vez sobre todo por el antiguo barrio pesquero (1850?)










Y para finalizar el día como es debido, otra vez a la piscina termal de Reykjavik. Esta vez gratis: Helmut me ha dado una tarjeta para que vaya todos los días que quiera. 

Mañana toca viaje!!

MI MOVILIDAD ESTÁ LLEGANDO A SU FIN

Últimos días de curso dedicados a preparar la presentación del Portfolio. Y la parte más importante la "Diseminación", ahora toca...